Publicación: 2014-09-30 19:14:24 Por: Alvaro Amaya  Fuente: Redacción starMedia

Puede que tu trabajo te esté matando

Los gérmenes, estar sentado mucho tiempo y el estrés en el trabajo pueden afectar tu salud. Te mostramos las causas y las soluciones para evitarlo.

Hay condiciones en la oficina que no son buenas para la salud

El estrés, los gérmenes y hasta estar sentado puede ser perjudicial para tu salud. (Foto: Facebook)

Aunque pareciera una broma, varios estudios concluyen que existen factores de riesgo que se agudizan por trabajar por largas horas. Te presentamos algunos de las razones por las que el trabajo te puede estar matando y qué hacer para evitarlo.

Permanecer sentado por muchas horas en el día aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardíacas en un 125 %. Una buena solución es levantarse a caminar por cinco minutos cada hora.

Las cafeteras de oficina son el lugar ideal para que los gérmenes se reproduzcan.  Cuando una persona se enferma solo necesita de dos a cuatro horas para esparcir los gérmenes. En la oficina, la cafetera es usada por muchos de los trabajadores y esto la convierte en un foco de contaminación. Usar desinfectante en gel para las manos reduce la posibilidad de transmisión de virus.

El estrés aumenta las probabilidades de una afección cardíaca. Según un estudio los efectos del estrés duran por más de diez años luego de un periodo estresante en la vida. Una buena solución es practicar yoga y meditar.

¿Sientes que te está matando el trabajo?

te podría interesar

Tipos de entrevistas de trabajo a los que te puedes enfrentar
Top 5: Consejos para volver al trabajo después de tener un bebé
Ensalada en frasco, el lunch perfecto para la oficina
Qué reglas de belleza debes aplicar en la oficina

Videos relacionados:

más acerca de hombre

más articulos en hombre»
Beckham nos da las claves de la moda para el otoño 2016
Trucos para cuidar tu piel durante este otoño
El final alternativo (y divertido) de 'Suicide Squad'
Trucos para prevenir la depresión
Anne Hathaway
Comentarios
Puede que tu trabajo te esté matando