Publicación: 2013-05-22 10:10:41 Por: Mynor Véliz  Fuente: Redacción starMedia

Posturas sexuales para tener sexo en la ducha

Las mejores posturas para hacer el amor en la ducha son las que permiten movimientos lentos y mucha cercanía.

La postura de la doma permite mucha cercanía.

El baño no es solo un sitio para asearnos y relajarnos en solitario, también puede ser un lugar sumamente erótico y sensual. El agua tibia corriendo, el vapor, los aromas y la espuma del jabón son parte del escenario perfecto de un encuentro sexual diferente. Si quieres tener la experiencia de tener sexo en la ducha, ¡intenta estas posturas!

La doma: Tomen un banco de plástico y colóquenlo justo bajo la regadera. Siéntate en él y pídele a tu chica que se coloque sobre ti. Ella debe enrollar las piernas detrás de tu espalda. Esta postura permite una competa estimulación del punto G y además mucha cercanía.

La hamaca: Si estás en un baño completamente limpio, siéntate en el piso y abre un poco las piernas.  Ella debe colocarse en cuclillas sobre ti y controlar los movimientos de la penetración. Esta postura es muy placentera para ambos y permite que disfruten del agua.

La sorpresa: Ella debe estar de pie y apoyar sus manos en una de las paredes. Tú la penetrarás desde atrás. Deben ser muy cuidadosos para no resbalarse. Lo más recomendable es que usen alfombras de caucho antideslizantes.

El abrazo: Ella debe estar apoyada sobre la pared. Tú debes acercarte y tomarla por la cintura, luego ella enrollará sus debe piernas en tu espalda. Esta postura es un poco peligrosa, pero si se hace con movimientos suaves puede resultar muy divertida para la hora del baño.

¿Te animas a tener sexo en la ducha?

 

te podría interesar

Una prenda que jamás pasa de moda: la biker jacket
Qué es satiriasis y cómo tratarla
Queso fundido con guacamole
Gin-Tonic: el trago de moda

Videos relacionados:

Ninel Conde

0 comentarios